Bienvenidos una vez más, queridos amantes del misterio, el terror y lo oculto a mi pequeño rinconcito de Internet. Esta semana nos vamos a introducir en lo esotérico, investigando predicciones y profecías que se han llegado a cumplir. ¿Son puras coincidencias o quizá hay de por medio algo que no conocemos, algo más allá de nuestros sentidos? No lo sabemos pero ese es parte del encanto de las profecías. Así que agarrad bien vuestras bolas de cristal, porque vamos a ver unas cuantas predicciones que se han llegado a cumplir de forma terroríficamente exacta.

-El hundimiento del Titanic

Catorce años del hundimiento del Titanic, un exmarine llamado Morgan Robertson predijo el hundimiento de este navío de lujo, pero no fue en una profecía grandilocuente ni en un momento de inspiración psíquica. Después de retirarse de la vida en el mar, Robertson decidió reconvertirse en escritor a los 35 años, aprovechando las experiencias vitales que había acumulado. A partir de entonces escribió un montón, como si le fuese la vida en ello, pero lo más importante, el meollo de la cuestión, es que en una de sus historias predijo de forma bastante acertada el desastre del Titanic.

En 1898, Robertson publicó “Futility, or the Wreck of the Titan” en castellano, “Futilidad o el hundimiento del Titán”. En esta novela, un transatlántico llamado Titan, conocido por ser el más grande de su tiempo e “insumergible” se hunde hasta el fondo del océano sin remedio. Las coincidencias entre el muy real Titanic y el ficticio Titan no se quedan en esto. Ambos tenían tres hélices y dos mástiles; se inauguraron en el mismo mes; se fueron a pique por golpear un iceberg a 400 millas de distancia de Terranova; más de la mitad de sus pasajeros murieron…

Por supuesto, todo esto puede ser una coincidencia, pero ¿acaso no son demasiados detalles prácticamente idénticos?

-Sharon Tate predijo su propia muerte a manos de la Familia Manson

Sharon Tate era una actriz y modelo, además de la mujer del director Roman Polanski, pero hoy en día es más conocida por ser una de las víctimas mortales de la Famila Manson. Tate murió asesinada por dieciséis puñaladas en 1969. Estaba embarazada y solo quedaban dos semanas para que diese a luz. Aunque su asesinato es muy conocido por lo impactante que fue, lo que no es tan conocido es que la actriz había predicho su propia muerte dos años antes.

En una entrevista con Dick Kleiner en la que a la actriz se le preguntó por experiencias paranormales, Sharon reveló que había tenido una pesadilla que la acosaba incluso un año después.

“Sí, he tenido una experiencia psíquica –al menos eso creo que fue- y fue terriblemente atemorizante para mí. Sucedió hace un año más o menos. Vi a este siniestro hombre pequeño. Se parecía a todas las descripciones que he leído sobre Paul Bern” –declaró Sharon.

A continuación, el hombre entraba en la habitación y comenzaba a moverse por ella, asustándola tanto que ella saltaba de la cama y corría hacia las escaleras vestida solo con el albornoz.

Vi algo o alguien atado a la escalera” -continuó narrando Tate-. “Quienquiera que fuese –no puedo decir si era hombre o mujer, pero era Jay Sebring o yo– él o ella tenía un corte profundo en la garganta”.

Dos años después de dar esta entrevista y narrar su sueño, Sharon Tate murió precisamente junto a Jay Sebring, ambos apuñalados y unidos por una cuerda atada alrededor de sus cuellos.

-Abraham Lincoln tuvo varias premoniciones sobre su asesinato

Abraham Lincoln, nacido en 1809, fue el decimosexto presidente de los Estados Unidos. Su asesinato a manos de John Wilkes Booth se convirtió en todo un hito de la historia estadounidense por lo dramático de su desarrollo. Lincoln fue asesinado por el famoso actor al sentarse en el palco del teatro, de un solo tiro en la nuca. Tras el disparo, Booth gritó ¡Sic semper tyrannis!, que en latín significa “Así siempre a los tiranos”. Como podéis ver, toda una tragedia en el más puro sentido de la palabra.

Pero antes de su muerte, Lincoln ya había tenido varias premoniciones que le anunciaban que no llegaría a finalizar su segundo mandato como presidente. La primera de ellas fue frente a un espejo, donde vio su imagen por duplicado, una versión de sí mismo estaba sana como una manzana y la otra decrépita cuan cadáver. Lincoln lo interpretó como que sería reelegido pero que no terminaría vivo la legislatura.

Otra premonición fue en forma de sueño. Uno de sus socios de abogacía recogió las palabras de Lincoln:

“Hace como diez días, me retiré muy tarde. Había estado despierto esperando noticias importantes del frente. No podía haber pasado mucho tiempo en la cama cuando me dormí. Pronto empecé a soñar. Parecía haber cierta rigidez mortuoria en mí. Entonces escuché llantos ahogados, como si un número de personas estuviesen llorando. Creí abandonar mi cama y bajé las escaleras. Ahí el silencio fue roto por un lloriqueo triste, pero los dolientes eran invisibles.

Fui de habitación en habitación; no había una sola persona viva a la vista, pero los mismos sonidos de lamento y dolor me encontraban según pasaba. Había luz en todas las habitaciones; todos los objetos me eran familiares; pero ¿dónde estaban todas las personas que estaban sufriendo como si sus corazones fueran a partirse?

Estaba asombrado y alarmado. ¿Cuál era el significado de todo esto? Determinado a encontrar la causa de todo aquello, tan misterioso y chocante, continué hasta que llegué a la Habitación Este, a la cual entré. Allí me encontré con una enfermiza sorpresa. Delante de mí había un catafalco en el que descansaba un cadáver envuelto en ropas funerarias. Alrededor de él había posicionados soldados que actuaban como guardias; y había una multitud de gente, algunos mirando con dolor al cadáver, cuyas caras estaban cubiertas, otros llorando lastimeramente.

‘¿Quién ha muerto en la Casa Blanca?’ pregunté a uno de los soldados.

‘El presidente’ fue su respuesta; ‘¡lo mató un asesino!’

Entonces una intensa ráfaga de dolor emanó de la multitud y me despertó de mi sueño.”

Edgar Cayce predice el crash bursátil del 29

Por estos lares Edgar Cayce no es conocido, pero a principios del siglo XX, Cayce era uno de los psíquicos más conocidos de EEUU. Famoso por sus poderes clarividentes y extrasensoriales, Cayce respondía las preguntas que se le hacían entrando en estado de trance. Además, estuvo muy interesado en la investigación de la reencarnación y en las técnicas para regresar a vidas pasadas. Pero vayamos a lo que importa, las predicciones.

En febrero de 1925, Cayce avisó a uno de sus clientes, un joven doctor, de que pronto se encontraría con una gran suma de dinero en sus manos pero que debería manejarlo con precaución debido a “las fuerzas adversas que están por llegar en 1929”. Ya en marzo de 1929, avisó a un bróker de Nueva York de que “una gran perturbación en los círculos financieros” estaba a punto de tener lugar. Según Cayce:

“Podemos esperar una considerable ruptura en el mercado, ¿sabe? Este problema se dará entre las reservas de las naciones y los individuos y causará –a no ser que otra condición bancaria más estable intervenga- una gran perturbación en los círculos finacieros. Este aviso ha sido dado, ¿ve?”

¿Coincidencia, poderes adivinatorios reales? No lo sabemos, pero Cayce también avisó a otro de sus clientes de forma bastante bien desarrollada sobre el transcurso de la Segunda Guerra Mundial… en 1935, avisando sobre los nazis y Japón mucho antes de que estallase el conflicto.

Aquí Sheila, reportando para todos vosotros las historias más increíbles, los fenómenos más extraños y las cosas que nadie quiere que sepáis.

Cambio y corto.