5 LUGARES PROHIBIDOS QUE NO PUEDES VISITAR

Bienvenidos una vez más, queridos amantes del misterio, el terror y lo oculto a mi pequeño rinconcito de Internet. Después de un par de semanas de ausencia debido a precaria salud, volvemos a las andadas con más fuerza si cabe. La última vez que nos vimos hablamos sobre unos extraños objetos voladores que habían estado paseándose por las bases militares norteamericanas durante la Guerra Fría. Esta semana cambiamos radicalmente de tema y nos vamos de viaje a explorar, o más bien dicho a no explorar, ya que vamos a hablar de lugares prohibidos. Así que id poniéndoos las gafas de sol menos sospechosas que tengáis a mano, porque estos son algunos de los lugares que jamás en vuestra vida podréis pisar si queréis tener una vida larga y próspera.

-Isla de las Cobras

Comenzamos este periplo por un sitio que podría ser perfectamente el escenario de todas y cada una de mis pesadillas. El primero de estos lugares prohibidísimos está en Brasil y es una isla a 30 km de la costa llamada en portugués Ilha Da Queimada Grande (isla del gran incendio o algo así, por un pequeño incidente relacionado con un incendio forestal) y en español Isla de las Cobras. El nombre ya os puede dar una idea de por qué está prohibido pisar esta isla (a no ser que tengas un permiso gubernamental), pero si no os la da, ya os aclaro yo de qué va la cosa. En la Isla de las Cobras habita, entre otras especies la Bothrops insularis, una de las serpientes más venenosas del mundo y no en pequeñas cantidades precisamente: en el pedrusco brasileño habita una colonia de al menos 4.000 de estas pequeñas máquinas de matar; una serpiente por metro cuadrado. Vamos, que te puedes encontrar literalmente una serpiente a cada paso que des, una que además te puede hacer morir entre terribles dolores a nada que se le cruce el día y le dé por morderte.

La parte positiva de que este engendro del averno exista (sí, odio las serpientes, por si no os habéis dado cuenta todavía), es que con su veneno se han hecho medicamentos para la presión arterial. ¿Compensa? En mi opinión no.

-Habitación 39

Todos sabemos que Corea del Norte es la mejor de las Coreas. Solo hace falta ver los posters promocionales para ver una población feliz y robusta, no como esos degenerados k-poperos del sur. Pero esto no quita que, aunque sea el paraíso en la Tierra, Corea del Norte tenga también sus secretillos. Uno de ellos es la ultrasecreta Habitación 39. Creada en los años 70 por Kim Il-sung (no confundir con su mucho más rollizo hijo, Kim Jong-un), la Habitación 39 es un cuartucho en la sede del Partido de los Trabajadores en Pyongyang en el que se habla de economía, pero no de cualquier tipo de economía, sino de economía de la chunga. Por lo que sabemos, allí se llevan a cabo reuniones dedicadas a reunir fondos para el amado líder supremo y su familia. Entre las muy alegres actividades que llevan a cabo para recaudar el dinero que permite a Kim mantener su esbelta figura están el contrabando de armas, la falsificación (quién sabe si la mayoría de productos de AliExpress se diseñan en realidad en la Habitación 39) o la venta de drogas.

El conocimiento que tenemos de esta misteriosa sala de reuniones se lo debemos a Ri Jong-ho, un oficial veterano que trabajaba en estos menesteres en la susodicha habitación. Ri huyó del… esto, quiero decir, se fue a vivir a EEUU porque quería ver paisajes exóticos. Este simple cambio de residencia probablemente le vaya a suponer una muerte temprana si algún norcoreano de incógnito le pilla, pero eh, la intención es lo que cuenta.

-Banco Mundial de Semillas de Svalbard

El siguiente lugar en nuestra lista es el Banco Mundial de Semillas de Svalbard, en Noruega. Cierto es que dicho así suena a un lugar tope aburrido, poco más interesante que vuestra floristería habitual. ¿Pero y si os digo que en inglés lo llaman Cámara del Día del Juicio Final? Eso ya suena mejor, ¿verdad? Le da un aire mucho más importante.

Aunque, en realidad, este puede ser uno de los lugares más importantes del planeta si un día nos da por empezar a lanzarnos bombas nucleares o nos cae un meteorito encima. El Banco Mundial de Semillas es precisamente lo que su nombre indica: un lugar dedicado a almacenar todo tipo de semillas y cultivos para que, en el peor de los casos, tengamos una copia de seguridad de las plantas terráqueas. El edificio es de lo más simple, pues consiste en un pasillo largo que lleva a una especie de recibidor con tres cámaras, solo una de las cuales está repleta de semillas. Si las otras dos se usan para algo, lo desconozco.

Por si acaso se produjese un fuego espontáneo (difícil, ya que está en medio de un páramo helado, pero a saber), el banco cuenta con más de mil miniréplicas a lo largo del mundo, mucho más pequeñas en escala. Así que no os preocupéis, si llega el día del apocalipsis, al menos tendremos semillas.

Si es que está todo pensado.

– North Brother Island

Nos alejamos de la fría Noruega y nos vamos de cabeza a EEUU. Allí nos encontramos con North Brother Island. En plena Nueva York, esta isla situada entre el Bronx y Riker Island ha sido hogar de todo tipo de gente contagiosa. Deshabitada hasta el siglo XIX, fue en 1885 cuando el hospital Riverside se trasladó allí, probablemente porque una isla hacía que todos esos apestados llenos de viruela (una enfermedad hoy en día erradicada, pero que antaño mataba mucho), no estuviesen tan cerca de la gente no moribunda. En este hospital estuvo la famosa Typhoid Mary, una portadora asintomática de la fiebre tifoidea que infectó a decenas de personas trabajando como cocinera y pasó dos décadas de cuarentena forzosa en el hospital. Vamos, encarcelada, pero por la salud de los demás.

Poco después de que cerrara el hospital, la isla se dedicó a alojar a veteranos de la Segunda Guerra Mundial y a sus familias, pero pronto volvió a quedar abandonada. En los años cincuenta se abrió un centro para tratar a drogodependientes y educarlos. Desgraciadamente, esto no duró ni tres telediarios porque todo el personal era corrupto y los pacientes recaían cada dos por tres.

Hoy en día la isla está abandonada y las autoridades la han convertido en un santuario para pájaros. ¿Por qué un santuario para pájaros tiene prohibido el acceso? Pues supuestamente porque los edificios están cayéndose a trozos y no quieren que haya ningún accidente. Si queréis mi opinión, a mí esto me parece una excusa y creo que ahí se esconde algo, quizá un laboratorio con cepas de la viruela preparadas para la próxima pandemia mundial.

-Zone Rouge

La Zona Roja de Francia (Zone Rouge, en francés) es el nombre que se usa para denominar una serie de zonas en la Francia Nororiental que quedaron hechas un guiñapo después de la Primera Guerra Mundial. La guerra fue tan implacable con la zona que ha sido calificada como Imposible de limpiar/rehabilitare Imposible de habitar para los seres humanos, con daños de un 100% tanto a las estructuras como a la agricultura. Vamos, peor que Chernóbil.

Aunque hoy en día algunas zonas están menos vigiladas y están siendo parcialmente rehabilitadas, esta franja de tierra está plagada de todo tipo de cosas que uno no querría encontrarse mientras da un paseo por el campo, como por ejemplo, cadáveres humanos, granadas y municiones sin explotar que te podrían reventar en la cara. El suelo también está contaminadísimo, con niveles de plomo, mercurio, ácido, gases peligrosos y todo tipo de lindezas que hacen que no sea especialmente ideal para plantar nada.

Para coger y arreglar todo este lío, se ha calculado que se tardarían unos 700 años, vamos, que no se espera que se convierta en atracción turística en breves.

Aquí Sheila, reportando para todos vosotros las historias más increíbles, los fenómenos más extraños y las cosas que nadie quiere que sepáis.

Cambio y corto.

¿Te has quedado con ganas de leer más? ¿Por qué no pruebas alguno de estos artículos?

UTOPÍAS REALES QUE TERMINARON EN DESASTRE

–  LA ISLA DE LAS MUÑECAS

–  LA TUMBA INEXPLORADA DEL PRIMER EMPERADOR DE CHINA

2 comentarios sobre “5 LUGARES PROHIBIDOS QUE NO PUEDES VISITAR

  1. Todos los lugares son maravillosos, peor me llama la atención el de La Isla de las Cobras. ¿De qué se alimentan 4000 cobras? Quizá en esa isla esté el secreto para acabar con el hambre en el mundo. ¡Paz y piruleta para todos, por dios!

    Me gusta

Responder a C.G. Demian Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s